Comenzar negocio propio

Como tener un trabajo estable le ayudará a lanzar su negocio propio

Probablemente sueñe con dejar atrás la rutina de 9 a 5 y lanzarse por su cuenta en una gran aventura de negocios. Eso suena fabuloso. Pero hay algo que necesita saber: su trabajo diario podría ser en realidad la única cosa que le puede ayudar a asegurar el éxito futuro en el negocio de sus sueños.

Su trabajo diario puede alimentar el trabajo de sus sueños, si usted sabe qué buscar y si sabe cómo usar su trabajo diario para su ventaja.

Aquí hay tres consejos para que pueda usar su trabajo diario y ayudarle a alcanzar el trabajo de sus sueños:

 

  1. Aprenda sin riesgos

Cuando salta y empieza su nuevo negocio o idea, va a cometer un montón de errores. Usted va a aprender las cosas de la manera difícil, experimentar con una nueva idea o estrategia de marketing puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Aprenda todo lo que pueda mientras tenga un sueldo estable y los errores no son mortales. Trabajar para otra persona puede parecer intolerable, pero puede ser su campo de entrenamiento libre personal.

Piense en nuevas ideas inteligentes para mejorar su trabajo diario, parezca un empleado motivado a los ojos de su jefe, y aprenda lo que funciona y lo que no antes de estar en las trincheras de su propio negocio.

 

  1. Tome la iniciativa

Parte de la razón por la que todos odian su trabajo diario es porque sienten que no tienen voz en la empresa ni autonomía.

La verdad es que usted puede tener voz y voto en su empresa y ganar autonomía. En otras palabras, haga de su trabajo diario su propio proyecto personal. ¿Ve alguna cosas que quiere cambiar? Entonces cámbielo. Tal vez lo haya intentado antes y las cosas no cambiaron, pero hagase un favor gigante y pruebe una vez más.

Haga una lista de todo lo que ve en su trabajo actual y desee cambiar. Debajo de cada cosa de esa lista, escriba la solución ideal para cada uno de esos problemas.

Ahora haga de su misión personal traer sus soluciones a su jefe, no sólo los problemas, y dígale que usted dirigirá el esfuerzo en hacer estos cambios. Después de que levanten la mandíbula del suelo, agradecerán para siempre que un empleado se haya encargado de buscar soluciones en lugar de quejarse de los problemas.

¿Por qué se esforzarías tanto por tratar de resolver sus problemas laborales actuales? Porque su negocio va a tener exactamente los mismos problemas. Tal vez no inmediatamente, pero casi puedo garantizarle que cualquier defecto que tenga su trabajo actual, no es un problema nuevo y único. Y si todos los negocios enfrentan los mismos problemas, puede apostar que el suyo también lo hará.

Además, tendrá la oportunidad de ser un líder — algo más que va a tener que aprender para ser un empresario — y al ayudar a su jefe, construirá un aliado muy importante que seguramente le será útil cuando finalmente lance su nueva empresa o emprendimiento. Lo que nos lleva al siguiente punto.

 

 

  1. Construir relaciones

Las relaciones son una parte importante de la vida, pero son una parte vital de ser empresario. Entonces será mejor que tenga conexiones.

No tenía ninguna conexión o contacto cuando decidí lanzarme por mi cuenta y tuve que sufrir y batalla demasiado todos los días para encontrar suficientes clientes para mantener las cuentas pagadas.

Mientras tanto, un amigo mío se enfocó en construir relaciones con todos los que pudo antes de lanzar su negocio, así que cuando empezó, todo lo que tenía que hacer era llamar a sus amigos.

No lo hizo rico instantáneamente de ninguna manera, pero pudo ganarse la vida mucho más fácilmente que yo al principio. Además, obtener referencias es mucho más divertido que llamar por teléfono.

Así que dedique su tiempo a cultivar relaciones con sus compañeros de trabajo y jefes. Lo agradecerá en el camino cuando los tiempos se pongan difíciles.

 

Vea el cuadro completo

Lo más probable es que esté en su trabajo diario por una razón. Ya sea por dinero, tiempo o lo que sea, hay una razón por la que no ha dejado su trabajo para seguir con el trabajo o negocio de sus sueños. Téngalo en cuenta todos los días para mantenerse motivado. Retroceda, y mire el cuadro completo cada hora si es necesario.

Tan a menudo como sea necesario, salga del aquí y ahora y mire la verdadera razón por la que necesita su trabajo diario, al menos a corto plazo. A continuación, piense en los tres consejos que hemos enumerado.

Siga trabajando hacia su sueño, pero no deje que sus ideas y sueños se interpongan en el camino de lo que hay que hacer ahora para tener éxito en el futuro.

Por mucho que le duela o incomode continuar con su trabajo diario, le va a doler mucho más cuando salga e intente empezar su nuevo negocio o emprendimiento sin alguna experiencia previa.

 

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepeneur

 

Raúl Vittor Alfaro es un ingeniero civil y empresario peruano. Se inició como empresario en el año 1962 como persona natural, con un capital mínimo y comenzó a licitar obras del Estado en el Perú.