poderes mentales empresarios

5 poderes mentales que todo empresario debe desarrollar

Estoy fascinado y siempre impresionado por gente como Elon Musk, Jeff Bezos, Jack Ma y Tim Ferriss. Logran, crecen, se conectan y sobresalen en tantas maneras y verticales que parecen casi sobrehumanos. Pero a medida que he ido estudiando sus carreras y trayectorias a lo largo de los años, he encontrado un conjunto de herramientas mentales simples de las que todos parecen hacer un uso excelente.

Aunque no todos lograremos tanto como estos súper artistas, por lo menos podemos entrenar nuestros cerebros para pensar como ellos, lo que nos dará ventajas masivas sin importar lo que elijamos perseguir.

 

  1. Pensamiento Lateral

El cerebro humano está cableado para ver las cosas en términos de blanco y negro; seguro e inseguro, bueno y malo, amor y odio… desgraciadamente, muy poco en la vida es en realidad blanco y negro, y las mayores ventajas tienden a aparecer en las áreas grises. El pensamiento lateral es la capacidad de mirar algo, ya sea un problema o un objeto, y ver muchas más opciones de las que parecen a la mayoría de las personas. Se ven el negro y el blanco, pero también todos los tonos de gris, y tal vez algunos colores también. Podría pensar en ello como la habilidad de mezclar lógica e imaginación armoniosamente.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de desarrollar mejores habilidades de pensamiento lateral? Resolviendo acertijos. Los acertijos le obligan a pensar fuera de la caja para llegar a una respuesta, y son una de las mejores maneras de perfeccionar el pensamiento lateral.

 

  1. Pensamiento sistémico

A nuestros cerebros les gusta simplificar demasiado las cosas, y como tales tienden a concentrarse en partes de un problema o cosa, a menudo descartando los matices del complejo todo en el proceso. Extrañamos el bosque por los árboles, por así decirlo. El pensamiento sistémico implica entender cómo todas las piezas de un sistema trabajan juntas y se impactan unas a otras, y usar ese conocimiento para tomar decisiones más informadas. La empatía es una faceta de esto, ya que las personas empáticas son mejores para ver y entender las cosas desde la perspectiva de otra persona.

El pensamiento sistémico es difícil y a menudo impreciso, ya que puede implicar una gran cantidad de estimaciones y conjeturas, pero es un enfoque mucho mejor que perfeccionarse en una sola pieza.

Para desarrollar este rasgo, trabaje para reavivar su curiosidad infantil. Explore las cosas, intenta ser más consciente de lo que te rodea y pregúntate “¿Cómo funciona esto? Lo más importante es que usted necesita tratar de ver las cosas desde perspectivas alternativas.

 

  1. Autoconciencia

Como escribió Paulo Coelho: “Si se conquistas a si mismo, conquistará el mundo”. No se puede conquistar lo que no se entiende y muy, muy pocas personas se conocen a sí mismas. Dicho esto, diría que esta es, con mucho, la característica más común de los mejores empresarios: se conocen a sí mismos, tanto en sus puntos fuertes como en sus puntos débiles, excepcionalmente bien. Buscan constantemente comprenderse mejor a sí mismos. Meditan, escriben notas o llevan un diario. Leen y estudian psicología, filosofía y neurociencia para entender mejor quiénes son y por qué hacen lo que hacen.

Estas son las tres claves para dominar la autoconciencia: la meditación, la introspección a través de la escritura y el estudio constante de la naturaleza del yo. Medito, leo el diario vorazmente para comprenderme mejor a mí mismo y a la humanidad en general.

 

  1. Mushin

Mushin es una palabra japonesa que se traduce más o menos como “sin mente”. Es un estado de claridad sin pensamiento activo, plenamente en el momento, consciente de su entorno en un grado intenso, pero sólo suavemente enfocado. Este es un estado buscado por monjes, meditadores de todas las variedades y artistas marciales alrededor del mundo.

Si usted es un fanático de los libros de fantasía, la serie Wheel of Time de Robert Jordan describiría esto como La Llama y el Vacío. Muchos artistas de alto rendimiento buscan este estado a través de varias avenidas. No hay mejor estado de ánimo en el que vivir, si se puede lograr. Para hacer esto, usted necesita dominar dos cosas clave: Meditación, como ya hemos discutido con respecto a la autoconciencia, y el Flujo, en el cual profundizaremos a continuación.

 

  1. Flujo

Por último, pero no por ello menos importante, es un estado investigado y acuñado por Mihaly Csikszentmihalyi. Se han escrito numerosos libros sobre el tema, aunque mi favorito hasta ahora es The Rise of Superman de Steven Kotler.

Mushin y Flow son estados estrechamente conectados, aunque en extremos opuestos del espectro. Mushin es un estado de conciencia relajado y poco enfocado, flujo o flow es un estado de conciencia intenso y altamente enfocado. Llámalo como quieras – en la zona, marcado, etc – el flujo ocurre cuando está intensamente enfocado en una tarea, en el borde de sus habilidades, y obteniendo retroalimentación instantánea sobre sus esfuerzos. Desde programadores hasta jugadores profesionales y atletas extremos, todos están familiarizados con este estado.

Para los profesionales de alto rendimiento, que a menudo tienen que hacer malabarismo con una tonelada de datos y flujos de datos y decisiones complejas, la capacidad de entrar en estados de flujo es fundamental para un rendimiento eficaz.

 

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepeneur

 

Raúl Vittor Alfaro es un ingeniero civil y empresario peruano. Se inició como empresario en el año 1962 como persona natural, con un capital mínimo y comenzó a licitar obras del Estado en el Perú.