estrategias para un buen clima laboral

3 estrategias para lograr un buen ambiente laboral

Alex Tonelli fundó Funding Circle, una plataforma para emparejar a inversionistas con propietarios de pequeñas empresas, en agosto del 2010. Tenía un pequeño grupo de no más de 12 colaboradores, pero vio una explosión en el crecimiento en pocos meses en el 2014. “Pasamos de 15 a 40 (empleados) en unos dos meses. Fue un cambio drástico”, dijo en una entrevista con Blue Dun.

Durante este ascenso, dijo Tonelli, se enfrentó a la pregunta, ¿cómo pueden desarrollar las organizaciones relaciones sólidas con los empleados y mantenerlas a medida que la fuerza laboral va en aumento?

A continuación se presentan estrategias para saber cómo el departamento de Recursos humanos puede ayudarle a gestionar las relaciones con sus empleados en un momento de crecimiento.

 

Desarrollar una visión compartida

A pesar del tamaño de la empresa, los empleados necesitan compartir un objetivo y una visión,  el equipo de recursos humanos puede desempeñar un papel importante en la promoción de los objetivos a gran escala. Esto quiere decir que se requiere establecer objetivos en cada nivel de la organización.

La alineación de las metas debe ser un desafío para cada líder. Por lo tanto, proporcione a sus empleados descripciones detalladas de cómo sus acciones diarias contribuyen al éxito general de los objetivos de la empresa.

Los elementos visuales, como gráficos y diagramas que enseñan el progreso, pueden ser motivadores porque muestran a los empleados cuánto más lejos tienen que ir para completar una tarea o proyecto. Desglosar el panorama general le da a cada empleado una idea de cómo su aporte se relaciona con el desempeño general del equipo.

Sin embargo, el desarrollo de una visión compartida no es una estrategia para establecerla y olvidarla. La visión necesita ser sostenida y ejemplificada continuamente en todas las facetas de la compañía.

“Tener una misión fuerte es lograr el éxito”, dijo Simonoff en This Week in Startups. “Hace que sea tan fácil dirigir el negocio y mantener a todo el mundo en el buen camino.” Tener una misión para todo su personal, ayuda a  “reducir la cantidad de personas que se van a laborar a la competencia”, elimina las distracciones, mantiene a todos alineados y enfocados en el de crecimiento futuro.

 

Fomentar la comunicación interna

Mientras más grande sea la compañía, más paredes se levantan, pero no deje que esas paredes cierren espacio para los empleados, ya que esto puede llevar a la desconfianza. De esta forma las compañías solo pierden la confianza de su fuerza laboral y por lo tanto tendrán dificultades para reconstruir las relaciones con sus empleados.

Por ello, tenga cuidado con la desconexión en todos los niveles de la organización. Una encuesta realizada por Chartered Management Institute en 2016 a 1.456 gerentes y ejecutivos reveló que, si bien el 72 por ciento de los que ocupan cargos de alto nivel pensaban que contaban con la confianza de los empleados, sólo el 36 por ciento de los gerentes estaba de acuerdo.

Para cerrar esta brecha, brinde a cada empleado la oportunidad de hablar y hacer preguntas. Otra buena opción sería crear una red social interna para mantener a todos informados sobre las novedades de la empresa. Esta fuente de noticias puede proporcionar información sobre los próximos eventos, como almuerzos o el cumpleaños de un compañero.  

También es importante crear estructura y orden cuando se trata de la comunicación abierta. Por ejemplo, permitir que todo el mundo hable cuando quiera y de la manera que quiera dificulta la gestión de las comunicaciones. En su lugar, establezca políticas y procedimientos que fomenten la comunicación abierta de una manera que sea efectiva.

Por ejemplo, ¿cuál es el mejor método de comunicación para hacer preguntas sobre un proyecto o agregar notas al archivo de un cliente? Además, definir políticas y explicar qué canal utilizar a la hora de compartir información.

El objetivo final es la transparencia, donde todos pueden ver qué acciones se están llevando a cabo y entender el por qué. La transparencia también enseña la supervisión de su propio trabajo, en la que los empleados pueden participar en el establecimiento de objetivos y la evaluación de su desempeño.

Dar a su personal la capacidad de hacerse responsable es otra gran manera de construir relaciones positivas con ellos. Demuestra que el líder confía en que los miembros de su personal hagan su trabajo de manera oportuna y efectiva.

 

Mantenga la cultura empresarial

Si bien es cierto que las dinámicas cambian a medida que más empleados se incorporan al equipo, es fundamental mantener la coherencia en cultura de la empresa.

Si una empresa se construye sobre una cultura de transparencia, entonces esa característica debe mantenerse a medida que la empresa crece. La comunicación abierta es un comienzo, pero también debería extenderse a todos los procesos. Sin esto las relaciones con los empleados se tornará difícil.

Según la encuesta de Gestión del Trabajo 2015 de Wrike, la falta de información y el liderazgo son algunos de los principales factores de estrés en el trabajo. Cuando los empleados no entienden sus metas y tienen la sensación de que su liderazgo no tiene un sentido claro y de cómo la compañía planea crecer continuamente, se sienten estresados y preocupados por todos los cambios.

Otro aspecto importante de una cultura transparente es el reconocimiento. Para construir mejores relaciones con los empleados, los líderes deben celebrar los éxitos y dar regularmente retroalimentación a su personal sobre su desempeño. Capacitar a la gerencia sobre cómo manejar la gestión de la información y la gestión del desempeño, evita que los empleados se desconecten.

Además, no permita que el ambiente de constante cambio de una empresa en crecimiento afecte el equilibrio entre el trabajo y la vida privada de los empleados. Asegúrese de que la gerencia esté escuchando para que el personal no esté bajo un estrés intenso y luchando con una carga laboral poco realista.

Las relaciones con los empleados son la base de un equipo fuerte y unificado. Enfatice la visión compartida para su empresa, fomente la comunicación abierta, utilice la tecnología para conectar mejor a todos en la organización y no deje que su liderazgo pierda de vista el valor de la transparencia.

 

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepreneur

Raúl Vittor Alfaro es un ingeniero civil y empresario peruano. Se inició como empresario en el año 1962 como persona natural, con un capital mínimo y comenzó a licitar obras del Estado en el Perú.