Preparado para empezar un negocio

¿Está preparado para empezar un negocio? Hágase estas preguntas

Aquellos que siguen el camino del emprendedor para dirigir una organización se distinguen porque crean activamente sus propias oportunidades y, por lo tanto, tienen un mayor control sobre el momento de su avance profesional. Pero, ¿cómo sabrá si (o cuándo) este camino en particular se aplica a usted? Hágase estas preguntas:

 

¿Estoy teniendo el impacto que quiero?

Los empresarios son gente optimista. Pocos de los emprendedores que he conocido dejaron sus puestos ejecutivos porque no estaban contentos. De hecho, la mayoría amaba lo que estaba haciendo y fueron extremadamente exitosos. Pero, en cada caso, se preguntaban: ¿Puedo tener un mayor impacto por mi cuenta?

Erik Larson fue director senior de Adobe Systems antes de lanzar Cloverpop, un software empresarial en línea que utiliza la economía del comportamiento para guiar una toma de decisiones mejor y más rápida. Larson dijo que la idea de construir un negocio lo había cautivado durante años. “Siempre fue algo que sabía que haría”, dijo. “Pero, aún más, me pareció increíble pensar en crear un negocio que empleara gente y generara valor real en el mundo.”

Del mismo modo, Christopher Wu dejó Snapfish para cofundar Paper Culture con dos objetivos en mente. “Queríamos construir un gran negocio, por supuesto”, dijo. “Pero, igual de importante, queríamos marcar la diferencia en muchas dimensiones diferentes.” Para Wu y sus socios fundadores, esto significa tener un impacto positivo en el planeta y crear conciencia sobre el cambio climático. Como parte de ese propósito, Paper Culture planta un árbol por cada pedido realizado.

 

¿Qué problema voy a resolver?

Los empresarios con los que hablé dijeron que sus emprendimientos surgieron del deseo de mejorar la forma en que ellos y otras personas a su alrededor trabajaban y vivían, y de resolver un problema en particular o llenar un vacío. Larson dijo que la idea de usar la economía y la ciencia del comportamiento para mejorar la toma de decisiones era “una idea que no podía dejar ir”.

Sin embargo, incluso más allá de cualquier idea específica o estrategia de ejecución, muchos de los emprendedores que entrevisté dijeron que estaban motivados para resolver un problema en particular.

Susan Marshall es un ejemplo de ello. Fue directora senior de marketing de productos en Salesforce antes de convertirse en emprendedora. La luz empresarial se encendió en la cabeza de Marshall un día cuando estaba en la carretera hablando con los clientes y escuchando sobre los mismos problemas sin resolver una y otra vez.

Marshall supuso que si ella podía resolver su problema y ayudarles a tener éxito, ella también lo tendría. Con esto en mente, lanzó Torchlite, una solución de software y servicios que ayuda a los profesionales de marketing a hacer más cosas conectando el talento independiente, las campañas y la tecnología de marketing en una única plataforma de gestión de campañas.

 

¿Quiénes son mis cofundadores?

Tener en cuenta a sus potenciales cofundadores y sus habilidades puede acercarle más a la hora de decidir si el camino empresarial es el adecuado para usted. Tal vez los activos más importantes que ofrecen los cofundadores son la experiencia y los contactos que complementan los suyos propios.

Chang fundó Accompany con varios socios, entre ellos el ex director financiero de Ning, Ryan McDonough, que se trasladó para convertirse en director financiero de Accompany. También trajo a un mejor amigo y compañero con considerables habilidades técnicas para servir como su director de tecnología (CTO). Uno de los cofundadores de Wu, Anurag Mendhekar, fue un antiguo colega de su anterior etapa en Yahoo y CEO en varias empresas anteriores. Mendhekar asumió el papel de CTO en Paper Culture y es mentor de Wu, quien es el CEO.

Varios de los emprendedores con los que hablé dijeron que sus cofundadores “sirvieron como cajas de resonancia” y ofrecieron una “verificación objetiva de la realidad” desde el principio sobre la viabilidad del negocio y la probabilidad de éxito.

 

¿Estoy preparado económicamente?

Para la mayoría de los altos ejecutivos, elegir el camino del emprendedor requiere un sacrificio económico personal asociado con dejar una posición ejecutiva bien pagada para salir por su cuenta. Larson de Cloverpop lo expresó así: “La cuestión financiera es probablemente la más importante. No importa cuánto tiempo creas que tardará en ser un negocio viable, tienes que estar preparado para que tarde cinco veces más”.

Otro fundador me dijo: “Me alejé de un salario anual de un millón de dólares para no ganar nada al principio y luego pagarme tal vez 90.000 dólares anuales”. Sin embargo, hoy, está en su sexto comienzo como CEO.

Todos los empresarios a los que entrevisté tenían algún tipo de protección financiera cuando se estaban mudando: ahorros personales, un cónyuge que tenía un empleo remunerado o liquidez financiera tras una salida de su posición anterior, por ejemplo.

 

¿Tengo el apoyo personal que necesito?

La importancia del apoyo personal no puede ser exagerada a lo largo de cualquier camino. Llegar a los niveles más altos de liderazgo es difícil y estresante sin importar cómo se llegue. Dicho esto, la falta de infraestructura institucional -beneficios, formación, salario- en entornos de puesta en marcha significa que la red de apoyo personal de un ejecutivo debe ser especialmente fuerte. El apoyo personal proviene principalmente de los cofundadores, amigos y familiares, y su impacto edificante es innegable.

Chang dijo que sin el apoyo moral de su marido nunca habría tenido el valor de dejar Google. Larson me dijo que el aliento de su esposa y su propia carrera extremadamente exitosa hicieron posible que él diera el salto.

 

¿Qué haré si fallo?

Una cosa es cierta si escoge el camino del emprendedor: fracasará en algún momento. Tal vez no inicialmente, y tal vez no en última instancia, pero habrá un momento (y tal vez muchas veces) en que usted fracase de alguna manera significativa.

El camino del emprendedor implica frecuentes fracasos, lo que significa que usted necesita determinar si el fracaso y la reinvención es una opción realista para usted. Busque usted mismo y decida cómo le iría si fracasara. ¿Se reinventará a si mismo? ¿Recomprometerse y seguir adelante? ¿Cambiar de camino? Sin embargo, hágase la pregunta y visualice cuál sería su próximo movimiento.

 

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepeneur

 

Raúl Vittor Alfaro es un ingeniero civil y empresario peruano. Se inició como empresario en el año 1962 como persona natural, con un capital mínimo y comenzó a licitar obras del Estado en el Perú.