principios de grandes lideres empresariales

6 principios de grandes líderes empresariales

Las continuas dificultades en Uber, como acusaciones de discriminación contra las mujeres, discusiones entre sus empleados y conductores en contra de lo que ellos sienten que es una completa falta de aprecio hacia ellos no parecen sorprender a ninguno de sus trabajaodores. Cada historia que leo indica que estos mas (y otros) han sido problema durante mucho tiempo en la compañía. Los trabajadores de Uber anduvieron frustrados durante mucho tiempo con sus líderes y su incapacidad o rechazo para escuchar sus preocupaciones. Pero cuando los negocios van bien y el crecimiento es el único objetivo, ¿a quién le importa si la cultura está fracasando? ¡Las cosas están bien ahora! ¿De qué sirve tomar decisiones más grandes y a largo plazo para mantener a los empleados motivados? Los que se quejan pueden irse y ser reemplazados fácilmente.

Esta es exactamente la razón por la que Uber está buscando nuevos líderes. Sabe que muchos de sus llamados líderes no estaban preparados para asumir responsabilidades de liderazgo y que se requieren mayores niveles de rendición de cuentas en los puestos de trabajo actuales. Se centró sólo en la gestión del crecimiento en el mercado, mas no en tomar decisiones buenas, reflexivas e inteligentes para la gente que trabajaba allí, como si los dos no estuvieran conectados en absoluto.

Lo que está claro es que incluso en culturas tan duras como la que Uber creó, la gente sigue queriendo líderes que puedan ayudarles a crecer profesionalmente y que tengan la influencia para que ellos puedan avanzar en sus carreras con el tiempo. Estos líderes saben cómo manejar orgánicamente desde dentro de la cultura corporativa, maximizar los recursos, motivar, inspirar y, lo que es más importante, tomar decisiones buenas y sensatas, y no malas decisiones que solo crean caos.

¿Están sus líderes tomando las decisiones correctas y buenas y por lo tanto listos para sus roles de liderazgo? Por ello, es importante tomar en cuenta estos 6 patrones de comportamiento para tomar buenas decisiones:

 

  1. La experiencia no es un factor clave

Lo único cierto sobre los negocios hoy en día es la incertidumbre. Los mercados cambian y los competidores emergen en mucho menos tiempo que antes. Como resultado, lo que sucedió hace 25 años, o incluso hace cinco años, no importa mucho. Un historial de éxito previo no significa que se aplicará dentro de cualquier organización, incluso en la industria en la que trabaja. Lo más importante es la mentalidad de las personas para saber sobrellevar diversas situaciones. Los líderes que son expertos en ser inclusivos en su liderazgo en su trabajo toman buenas decisiones al ver y aprovechar constantemente nuevas oportunidades.

 

  1.  Ser flexibles con la política de la empresa

Los líderes que se basan en la política empresarial para tomar decisiones pierden su identidad de liderazgo, porque siempre están tratando de servir a las agendas y motivos de otras personas que no se alinean con sus creencias. Esto conlleva a malas decisiones que no aportan positivamente para los trabajador ni para la organización. Es posible servir a las metas y objetivos de su empresa y de su jefe sin volverse adicto a la política corporativa. ¿Siempre es posible? No. Pero, al menos, los líderes que son transparentes a la hora de apegarse a la política empresarial cuando es necesario mantienen la confianza de los empleados que dependen de ellos.

 

  1. Tener un propósito claro

¿Qué es lo que representa? ¿Sabe cuáles son sus valores fundamentales? ¿Se alinean con lo que sus líderes y compañía esperan de usted? Entonces, ¿cómo puede saber que está tomando las decisiones correctas? La claridad de propósito le permite tomar decisiones que son verdaderas y consistentes con la misión en cuestión y alinearlas con la propia. La falta de esta claridad debilita su capacidad de tomar decisiones coherentes.

 

  1. Saber gestionar los recursos

¿Conoce los recursos que tiene a su disposición, tanto el capital humano e intelectual, las herramientas, recursos y lo que se necesita adquirir para competir? Constantemente me sorprende que pocos líderes sepan cuán profundo es su talento y lo que necesitan para tener éxito y, por lo tanto, tomar decisiones malas y uniformes que llevan a una mala administración de esos recursos. Las personas son su libro de jugadas para el éxito, no sólo para gestionar el crecimiento, sino también para recuperarlo.

 

  1. Ser capaz de encontrar y aprovechar las oportunidades

Ver y aprovechar las oportunidades son las claves para recuperar el crecimiento y requieren lo que yo llamo visión circular o pensamiento de gran angular. Esto hace que los líderes sean competentes para anticiparse a las crisis y gestionar el cambio antes de que las circunstancias les obliguen a ello. Amplía su observación y les permite ver a su alrededor, por debajo y más allá de los detalles obvios que tienen ante ellos.

 

  1. Confiar en sí mismo

¿Confía usted lo suficiente en sí mismo como líder para adaptarse al cambio cultural y demográfico que está teniendo lugar en las empresas o los mercados? ¿Tiene el coraje y la sabiduría para comprender la diversidad de pensamiento? Los mejores líderes lo hacen y por lo tanto tienen la confianza no sólo en su gente, sino también de ellos mismos a medida que andan en medio de la incertidumbre, incluso si no saben si sus decisiones conducirán al éxito.

Muchos grandes líderes comienzan a perder la confianza en sí mismos a medida que fracasan o se enfrentan a la incertidumbre, por lo tanto, no logran sobresalir de las malas situaciones. Es por ello que este es el punto más importante a trabajar en un líder.

 

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepreneur

 

Raúl Vittor Alfaro es un ingeniero civil y empresario peruano. Se inició como empresario en el año 1962 como persona natural, con un capital mínimo y comenzó a licitar obras del Estado en el Perú.