motivos no deberia escalar negocio

3 motivos por los que no debería escalar su negocio

Los empresarios quieren hacer crecer su pequeña operación en lo que llamamos una estructura de mediana empresa completamente desarrollada. La cual consiste en que el propietario dirija tanto a los gerentes que se encargan de las actividades diarias de la organización, como a los colaboradores que desarrollan las demás responsabilidades. Sin embargo, lograr que su negocio escale a esta estructura puede ser muy difícil, o incluso imposible en ciertas situaciones. Por lo que si usted está teniendo estas dificultades, probablemente tiene una o más de las siguientes características:

 

  1. Habilidades únicas

Si las habilidades que posee son únicas y, por tanto, se le complica contratar a alguien que desempeñe el cargo principal. Entonces su empresa no es escalable. Por ejemplo, habría sido imposible que el pintor Rembrandt escale su negocio, ya que nadie posee su misma destreza. A ello se le denomina “estructura de microempresa”, el cual consiste en que sea el propietario quien ejecute las principales responsabilidades. Lo mismo podría decirse de los grandes compositores como Beethoven, Brahms o Bach.

Tener una capacidad única en un área en particular, como estos maestros, es fantástico. Sin embargo, también es un punto en contra porque será casi imposible que su organización escale.

Un orador público o una celebridad podría caer en esta misma categoría. Aún así, esto no significa que ellos no contraten a otras personas para que los ayuden. Por lo contrario, sí pueden y muchos lo hacen, a pesar que el tamaño de la compañía continúe siendo limitado.

 

  1. Margen limitado

La estructura de una mediana empresa se caracteriza por el doble rol que cumple el propietario, quien al mismo tiempo es el gerente. Aunque, en estos casos, no desempeña el trabajo principal del negocio. Lo cual se debe a que algunas organizaciones no cuentan con suficiente margen para soportar estos gastos generales.

Las grandes corporaciones pagan millones de dólares a una agencia de consultoría para que se encargue de enfrentar los problemas y oportunidades que se presenten. Puesto que el éxito o fracaso que tengan afectará positiva o negativamente los cientos de millones de dólares que poseen.

Los profesionales que laboran en consultorías, están aptos a desarrollar un trabajo de primera clase en pequeñas empresas. No obstante, el monto que cobran es caro. Por lo cual resulta complicado costearlo, ya que no hay mucho margen entre lo que el negocio pueda pagar a un especialista. Por lo tanto, es muy difícil escalar una organización de este tipo.

Usted puede incrementar el tamaño de su negocio si es que así lo decide, para ello lea la siguiente entrada: 7 estrategias útiles para pequeñas empresas.

 

  1. No hay beneficio para el tamaño

Los negocios que forman parte de una empresa más grande, por lo general, no ofrecen los beneficios que un trabajador quisiera. Por lo cual hay menos probabilidades para que el colaborador decida quedarse.

Es sumamente complejo escalar estos emprendimientos porque las personas que desarrollan las principales labores, inevitablemente se van para comenzar una empresa competitiva.

 

Hacer que su negocio se convierta en una estructura mediana completamente desarrollada es una meta que vale la pena, aunque antes de pasar años tratando de hacer que esto suceda, asegúrese que su industria no tiene algunas de las características, presentadas anteriormente, que le impidan tener éxito.

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepreneur.

Raúl Vittor Alfaro es un ingeniero civil y empresario peruano. Se inició como empresario en el año 1962 como persona natural, con un capital mínimo y comenzó a licitar obras del Estado en el Perú.